El Gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, publicó en la gaceta oficial que circula este lunes un decreto que prorroga durante 60 días el estado de excepción de emergencia económica que declaró el 14 de enero pasado, para encarar el descalabro económico que registra la nación caribeña.

 

<img class="wp-image-122178 size-full aligncenter" src="https://i2.wp.com/elsiglo.com.ve/wp-content/uploads/2016/03/Gaceta-Oficial-Gde.jpg?resize=700%2C453" alt="Gaceta-Oficial-Gde" srcset="https://i0.wp.com/elsiglo.net.ve/wp-content/uploads/2016/03/Gaceta-Oficial-Gde.jpg?w=745 745w, https://i0.wp.com/elsiglo.net.ve/wp-content/uploads/2016/03/Gaceta-Oficial-Gde.jpg?resize=300%2C194 300w, https://i0 avis sur achat viagra.wp.com/elsiglo.net.ve/wp-content/uploads/2016/03/Gaceta-Oficial-Gde.jpg?resize=700%2C453 700w, https://i0.wp.com/elsiglo.net.ve/wp-content/uploads/2016/03/Gaceta-Oficial-Gde.jpg?resize=100%2C65 100w, https://i0.wp.com/elsiglo.net.ve/wp-content/uploads/2016/03/Gaceta-Oficial-Gde.jpg?resize=552%2C357 552w” sizes=”(max-width: 700px) 100vw, 700px” data-recalc-dims=”1″ />

 

 

En la publicación oficial se lee que el decreto busca que Maduro prosiga “brindando protección” a la población ante la “guerra económica” que, asegura, le ha declarado la oposición y que, unida a la caída de los precios del petróleo, mantiene al país en una severa crisis económica, expresada en desabastecimientos y alta inflación.

La renovación del decreto se produce un día después de que el Parlamento, bajo control de la oposición al Gobierno, se declaró en “sesión permanente” para conocer sobre la renovación, autorizarla o negarla según las explicaciones que espera ofrezca mañana a los diputados el vicepresidente del Ejecutivo, Aristóbulo Istúriz, citado para el afecto al hemiciclo de los diputados.

La declaración de la emergencia económica permite a Maduro, entre otras atribuciones, disponer de recursos sin control del Parlamento, así como de bienes y mercancías de empresas privadas para garantizar el abastecimiento, además de restringir el sistema monetario y el acceso a la moneda local y extranjera.

La mayoría opositora que controla el Parlamento rechazó el 22 de enero el decreto inicial, pero este se mantiene en vigor gracias a que el 11 de febrero el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) declaró su plena “validez” y “vigencia”.

El estado de emergencia económica “entró en vigencia” desde que fue dictado en enero y “su legitimidad, validez, vigencia y eficacia jurídica-constitucional se mantienen irrevocablemente incólume(s)”, dice el fallo de febrero de la Sala Constitucional del TSJ.

“El control político de la AN sobre los decretos que declaran estados de excepción no afecta (a) la legitimidad, validez, vigencia y eficacia jurídica de los mismos”, insiste el texto judicial.

El presidente de la AN, el líder opositor Henry Ramos Allup, dijo tras la sesión dominical del Legislativo, que solo sirvió para declarar a los diputados en “sesión permanente”, que la solicitud de Maduro para que el Parlamento autorizara la prórroga entrañaba “un contrasentido”.

Si el decreto presidencial sigue en vigor, pese a ser rechazado por los diputados, es porque así lo decidió “inconstitucionalmente” el TSJ y por ello, dijo Ramos Allup, “lo coherente” hubiera sido que Maduro le pidiera al mismo Supremo prorrogar su decreto.

Si optó por pedírselo a los diputados entonces será -evaluó Ramos Allup- que “ahora sí está dispuesto a informar” al respecto.

El Gobierno alegó en enero razones de “seguridad nacional” para requerir que los diputados recibieran las informaciones sin presencia de periodistas y, ante la negativa del Legislativo, Istúriz optó por citarlos a su despacho, lo que asimismo fue rechazado.

Fuente: EFE