Sin importar tu profesión o en que te desempeñes, tener un buen CV (currículum) es indispensable para lograr el empleo de tus sueños. Sin embargo, el problema es que éste sobresalga entre el resto que llega a la bandeja del representante de Recursos Humanos.

cv_111

Para que logres tu objetivo, Hays Response, consultora global en reclutamiento especializado, te aconseja lo siguiente:

1. Descripción Personal

Una descripción personal concisa en seguida de tus datos de contacto ofrece a los empleadores una visión inmediata de tus capacidades y ambiciones en el trabajo. Es el primer lugar donde probablemente mirará un reclutador, por ello es importante que detalles tus mejores logros aquí.

2. Adapta la descripción de las funciones

Usa adjetivos que son similares a los utilizados en el anuncio de la vacante, sin duplicar palabra por palabra. Si el empleador busca a alguien con “habilidades de liderazgo efectivo”, entonces asegúrate de destacar tu capacidad de liderazgo en tu descripción personal.

3. Evita los Clichés

Recuerda que los empleadores están interesados en una evidencia tangible de tus habilidades, no sólo en una lista de adjetivos usados en exceso. No es suficiente con sólo decir que eres trabajador, leal y un buen jugador en equipo, tendrás que ser capaz de demostrarlo con pruebas sólidas.

4. Proporciona pruebas contundentes de los logros

Cuando enumeres tus logros, debes tener en cuenta que lo que realmente impresiona a los empleadores son los datos. Si puedes, incluye cifras y porcentajes, por ejemplo: la cantidad de ingresos que trajiste a la empresa ese año o el porcentaje de aumento de inversión de los clientes.

Para ser específico se deberán poner números y datos. Ten en cuenta el diferente impacto de las afirmaciones siguientes:

Me superé sistemáticamente en los objetivos de ventas en el último año.
Me superé en los objetivos de ventas en los últimos cuatro trimestres por X%, lo que resultó un aumento global de facturación de $X.

¿Cuál crees que causará un mayor impacto en el reclutador?

5. Ponte en el centro de la acción

Recuerda que te encuentras tratando de venderte a ti mismo. El uso de frases como “estuve involucrado en…” y “asistí a…”, implica que eras más que un simple espectador. Sin embargo, no se debe reclamar participación en algo que no tenía nada que ver contigo, y no hablar mal de los ex compañeros o jefes de trabajo. Esta es una de las razones más frecuentes por las que los candidatos son rechazados.

6. Hazlo accesible

Por último, y tal vez es el punto más obvio, pero a menudo se pasa por alto, haz accesible tu CV. Por ejemplo, enviar el documento a través de un formato PDF para que el reclutador no tenga problemas en verlo; asegurarte de que la fuente utilizada es de tamaño legible y que tus datos de contacto son correctos y vigentes. Los reclutadores aprecian un proceso simplificado y te recompensarán por ello.

Los CVs que son claros, concisos y accesibles son los que más son apreciados por los reclutadores. Adapta tu CV en torno a algunos logros clave que se relacionan directamente con el anuncio de trabajo y tendrás todas las posibilidades de asegurar una primera entrevista.

Fuente: lectualbeldrio.com.ve