Deiber Solar, de 27 años de edad, laboraba de mensajero en una empresa ubicada en la carretera Petare-Santa Lucia, municipio Sucre del estado Miranda. Había salido de la compañía a llevar una encomienda, y cuando regresaba a la sede, a la altura del kilómetro 6 de Filas de Mariches, fue interceptado por dos sujetos en una motocicleta. Se presume que el trabajador se resistió al robo y recibió tres tiros que acabaron con su vida.

En la morgue de Bello Monte, mientras agilizaba la entrega del cadáver, su hermana Osiris Solar, indicó que un amigo de la víctima lo reconoció y avisó a los familiares. Quedó en el sitio inerte. La motocicleta, marca Suzuki, quedó al lado del cadáver.

La víctima tenía cuatro años laborando como mensajero. Serían como las 8:30 de la mañana del pasado viernes cuando ocurrió el suceso. Era el antepenúltimo de 5 hermanos, residía en el sector la Dolorita. Osiris aseguro que su hermano era una persona sin problemas con nadie y muy trabajador. No deja hijo.

“Para qué pedir justicia. Es una muerte más. Se lo dejo en manos de Dios. A veces, aun con pruebas no se hace justicia”, dijo compungida Osiris Solar.

Trascendió que en varios comercios cercanos al lugar del suceso, cámaras de seguridad filmaron el hecho y los del Cicpc las colectaron para tratar de identificar y posteriormente capturar a los homicidas.

EFRÉN PÉREZ HERNÁNDEZ | elsiglo-Caracas