Ante el rumor de posibles alteraciones del orden público, la Morgue de Valencia amaneció este miércoles tomada por efectivos de la Guardia Nacional, adscritos a los Comandos Rurales y del personal de inteligencia de la Policía de Carabobo.

Morgue-de-Valencia-militarizada

 

Los militares, con armamento de guerra y chalecos antibalas, se situaron estratégicamente en la azotea del referido servicio y demás áreas, asimismo se restringió el ingreso de los representantes de los medios de comunicación social y de visitantes. Los periodistas se vieron imposibilitados de cumplir con sus funciones de recabar las informaciones de los sucesos ocurridos en las últimas horas.

Los cuerpos militares y policiales solicitaban los documentos de identidad de personas sospechosas. Se trataba de un caso inusual que se evidenció en la mañana y parte de la tarde de ayer.

La gente común se preguntaba lo siguiente: ¿Por qué tantos militares? ¿Qué caso hay en la Morgue? Y otras interrogantes. Pues simplemente en las cavas de conservación de cadáveres, se encontraba el cuerpo de José Gabriel Álvarez Rojas, alias “El Chino Pedrera”, cabecilla de una banda de hampones que mantuvo en jaque a la zona norte de Maracay.

Incluso ese individuo hace menos de un mes aproximadamente, aplicó toque de queda por el velorio de uno de los luceros abatidos a través de un enfrentamiento con varias comisiones del Cicpc en La Candelaria del municipio MBI.

Se espera que esa misma medida se ejecute en Maracay en el transcurso de las próximas horas, ya que el gobierno regional a través de los cuerpos de seguridad no va a permitir bajo ningún concepto que grupos anárquicos paralicen el desarrollo de las actividades comerciales, escolares y el transporte público en la zona norte.

Mientras esto se desarrolla en la Ciudad de los Cabriales, en la División de Homicidios de Carabobo, la suegra y la madre del presunto delincuente rendían intensos interrogatorios. Se espera además que el cuerpo sea sometido a un reconocimiento post-mortem.

Las averiguaciones marchan por buen camino. Las primeras investigaciones apuntan que tres hombres habrían ejecutado de múltiples disparos a Álvarez Rojas.

Al parecer, esperaban a que su enemigo llegara o saliera de su residencia con la intención de saldar cuentas pendientes. Se presume una muerte por encargo.

También se manejó la información de manera extraoficial que posibles allegados a “El Chino Pedrera”, lo habrían fulminado para asumir el control de la banda criminal en la zona norte de la ciudad. Sin embargo, los cuerpos de seguridad del Estado venezolano estudian estrategias especiales para desmantelar por completo al grupo. Ya tienen ubicados a cada uno de sus colaboradores inmediatos.

Morgue-de-Valencia-militarizada-1

Hasta en la azotea del edificio se observaron efectivos de los Comandos Rurales

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | DENNIS LINAREZ